Museo del Louvre

Plaza y Museo del Louvre - París


El Museo del Louvre es uno de los museos más importantes del mundo y recorrerlo en un solo día es misión imposible. Son tantas las grandes obras reunidas en lo que fuera este antiguo palacio fortaleza del medievo que sobrepasa cualquier expectativa.

El Louvre es el “gran museo”, donde descubrir tesoros del arte y de la historia, algunos mundialmente conocidos y otros, pequeñas joyas que sorprenden al visitante. Los fondos de su exposición permanente son de un valor incalculable. Sumergirse en sus distintas salas es hacer un apasionante viaje por la historia del arte. Poder ver en primera fila la famosa Gioconda de Leonardo da Vincci te llevará un rato (hasta superar el remolino de personas deseosas de descubrir qué esconde tras su enigmática mirada). Lo mismo te ocurrirá con otras piezas clave que hacen de este museo algo excepcional: la Venus de Milo, la Victoria Alada de Samotracia o el Escriba sentado de mirada hermética como corresponde al arte egipcio son sólo algunas de las más conocidas

Altos y bajos relieves etruscos, esculturas griegas y romanas, lienzos cumbre de la pintura flamenca, tesoros traídos del Valle de los Reyes en Egipto…difícil elegir el mejor recorrido ante lo limitado del tiempo disponible.

El museo, visitado cada año por millones de personas, cuenta con todos los servicios: restaurantes, cafeterías, tiendas de todo tipo. Si lo deseas, puedes apuntarte a alguna de las visitas guiadas, “Las llaves del Louvre”, que se realizan en distintos idiomas y que duran hora y media  (buena idea para conocer lo esencial y acercarte a las obras cumbres aquí expuestas). También tienes útiles autoguías para hacer más fácil tu visita, ateliers, conferencias, exposiciones temporales y actividades para niños y adultos. Como mínimo, tendrás que hacerte con un mapa para no perderte algunas de sus obras imprescindibles.

El Louvre es casi inabarcable pero absolutamente imprescindible. En tu visita también te llamará la atención la pirámide de cristal que se encuentra en el patio central de la antigua fortaleza. Fue construida en 1989 y da ese toque moderno y algo misterioso a un museo, simplemente, fantástico.

No es de la más visitadas, pero si dispones de tiempo, no te pierdas la sala dedicada exclusivamente a Delacroix, (¡impresionante!).

Horario

El museo abre todos los días, excepto martes, en horario de 09:00 a 18:00. Los miércoles y viernes el horario se prolonga hasta las 21:45 ( el Louvre de noche).

Precio

La entrada general para ver las distintas salas que forman la exposición permanente cuesta 11 €. Si además quieres conocer las exposiciones temporales, te costará 12€ y si deseas recorrer las salas del museo  dedicadas a Eugène Delacroix, tienes una entrada conjunta por 15 €. Los menores de 18 años tienen acceso gratuito, al igual que los jóvenes de 18 – 25 años de los países miembros de la Unión Europea. El primer domingo de cada mes, el museo abre sus puertas de manera gratuita a todo aquel que quiera visitarlo.

Si lo deseas, puedes adquirir, a través de Turismoteca, una visita con guía en castellano de dos horas y media de duración por 53€ (incluye todas las entradas)

Cómo llegar

Puedes llegar en:

Metro: líneas 1 y 7 estaciones Palais Royal y Musée du Louvre respectivamente).

Autobús: líneas 21, 24, 27, 39, 48, 68, y 72 entre otras.

Foto: Storm Crypt

Opina

*

uno + 8 =