París en dos días

París romántico

 

Dos días es poco tiempo para descubrir todas las maravillas de una de las capitales más fascinantes del mundo pero para aprovechar al máximo esa escapada de dos días y tener una visión general de la ciudad y de algunos de sus monumentos más importantes te proponemos el siguiente itinerario para visitar París en dos días:

Día 1:

Mañana

Torre Eiffel. Si es tu primera visita a París resulta impensable iniciar el recorrido en otro lugar. Coge el metro (línea 8) hasta la estación Ecole Militaire para tener una imagen imborrable de la famosa torre desde el Champ de Mars. Sube a alguno de los miradores para contemplar in situ la espectacular estructura de hierro y tener una de las mejores vistas de la ciudad.

* Palacio Nacional de los Inválidos. Lo tienes relativamente cerca y podrás ir dando un agradable paseo por la ribera del Sena, siguiendo la quai d’Orsay, o bien coger nuevamente el metro hasta la estación de Invalides. Verás la imponente cúpula dorada de la catedral de San Luis en cuyo interior se encuentra la tumba de Napoleón.

* Notre Dame. Puedes continuar tu paseo por la orilla del Sena hasta divisar l’Île de la Cité aunque es un trayecto largo, por lo que resulta más recomendable coger nuevamente el metro y bajarte en la estación Cité. La Catedral de Notre Dame es uno de los monumentos más bellos de París. La visita a la imponente catedral gótica, incluyendo la subida a las torres y mirador, te llevará más de una hora.

Haz una pausa para comer. Puedes aprovechar para ir al cercano Barrio Latino. Aquí encontrarás restaurantes de todo tipo y agradables terrazas donde disfrutar de su ambiente animado y cosmopolita.

Tarde

* Campos Elíseos. Recorre una de las avenidas más famosas del mundo, y visita el espectacular Arco del Triunfo (metro 1, 2 y 6, estación Charles de Gaulle Etoile). Sube al mirador, la vista merece la pena. Desciende por los campos Elíseos disfrutando de los hermosos edificios, de las terrazas y de las exclusivas tiendas que encontrarás en el recorrido. Puedes desviarte por la calle paralela, Faubourg de Saint Honoré, y ver el barrio más lujoso y glamuroso de París, donde se encuentran las boutiques de alta costura. Continuando por la rue saint Honoré llegarás a la Plaza Vêndome y, muy cerca, tienes el Palais Royal.

Después de un día tan intenso, nada mejor que un romántico paseo nocturno en uno de los típicos bateaux mouches para ver la Ciudad de la Luz en todo su esplendor.

Día 2:

Mañana

* Montmartre y basílica del Sagrado Corazón. Coge el metro (línea 2) hasta la estación Anvers, donde podrás tomar el funicular que  asciende por la colina de Montmartre y te llevará hasta el punto más alto donde se encuentra la hermosa basílica del Sacre Coeur. Recorre las encantadoras calles del barrio de los pintores que tiene su centro en la Place du Tertre. Tienes, además restaurantes, brasseries y cafés llenos de encanto, perfectos para una comida muy especial.

Tarde

Dos opciones:

* Tarde de shopping. Las compras son otro atractivo irresistible de la estancia en París. Puedes ir a algunos de los magníficos grandes almacenes como las famosas Galerías La Fayette o los exclusivos Printemps (ambos en el boulevard Haussman) o bien acercarte al barrio de Le Marais, con sus boutiques y tiendas especializadas en moda original y vanguardista.

* Si lo tuyo no son las compras, otra posibilidad para aprovechar el poco tiempo ya disponible en París es acercarte a descubrir algunas obras de arte imprescindibles que guarda el Museo del Louvre en sus salas.

Foto: Franck Vervial

Opina

*

4 × 1 =