Sagrado Corazón de París

Vista nocturna de la Basílica del Sagrado Corazón

La Basílica del Sacré Coeur (Sagrado Corazón) se alza a 130 metros sobre París, coronando la colina de Montmatre. Tal vez por su hermosa cúpula y sus formas redondeadas, por el blanco de su fachada que destaca sobre el cielo parisino, o por la espiritualidad que desprende pese a la incesante afluencia de turistas, el caso es que esta iglesia es diferente y única.

Fue construida entre los años 1875 y 1914 bajo la dirección del arquitecto Paul Abadie. Tiene planta de cruz griega y del exterior destaca su estilo ecléctico, inspirado en el neobizantino. Su interior es sobrio, grandioso, e invita al recogimiento (hay que recordar que es un importante centro de peregrinación en Francia). Por dentro, la magnífica cúpula está decorada con un espectacular mosaico ( el más grande del país) que merece una mirada detenida. También en el Sacré Coeur se encuentra la campana más grande de Francia.

La entrada a la basílica, tras subir la escalinata de acceso, resulta imponente y las vistas desde aquí, con París a los pies de la colina, es una de las más bonitas que podrás encontrar durante tu estancia. Lo mejor para llegar es coger el funicular que sube desde las faldas del monte hasta la cima (su punto de partida se encuentra a escasa distancia de la estación de metro Anvers).
No cabe duda que parte de la belleza de la basílica radica en su hermoso entorno. A sus pies se encuentra el famoso barrio de Montmatre, con la Place de Tertre como corazón del París más bohemio que recuerda a la época de los pintores impresionistas. Por supuesto, ahora la plaza es un lugar muy turístico, con típicos cafés, coquetas tiendas y nuevos pintores que continúan exponiendo sus obras en la calle. Descendiendo desde la plaza, el barrio de Abbesses llega hasta la base de la colina en un entramado de calles empinadas y pintorescas.

Horario y precio

Después de un paseo por la zona, puedes visitar la basílica del Sagrado Corazón en horario de 06:00 a 10:30. El acceso es gratuito. Si lo deseas, también podrás subir a la gran cúpula para disfrutar, aún más, de las vistas y entrar a la cripta de la iglesia.

Cómo llegar

Puedes llegar en:

Metro: línea 2 estación Anvers (desde aquí podrás tomar el funicular que asciende hasta lo alto de la colina). También puedes llegar hasta la estación Jules Joffrin y coger el pequeño autobús, Montmartrobus que sube por las calles de Abbesses hasta la Place du Tertre.

Autobús: 30,31, 80, 85 (te dejarán a los pies de la colina y tendrás un buena subida hasta llegar a la basílica).

Opina

*

13 − 9 =