Vida nocturna – los mejores pubs y discotecas

Mouline Rouge - París

La Ciudad de la Luz no se apaga cuando llega la noche. Al contrario, París ofrece ocio nocturno para todos los gustos: elegantes clubs, discotecas ultra modernas en las que bailar hasta el amanecer, bares y cafés tranquilos donde tomar una cerveza o una copa en un ambiente agradable, pubs con actuaciones en directo y, por supuesto, sus míticos cabarets.

Mejores zonas para salir de marcha 

En cuanto a las zonas de marcha, hay varias y se reparten por toda la ciudad. Raro es el barrio o distrito que no tiene su propio “rincón” pensado para noctámbulos. Una de las zonas más animadas, que en los últimos años se ha llenado de pubs, bares y “garitos” de todo tipo es la de La Bastille, con la semi peatonal Rue Lappe y la cercana Rue Oberkampf como cita imprescindible para empezar a descubrir la noche parisina. Aquí tienes por ejemplo, el mítico Le Balajo (9, rue de Lappe), Le Bastille (en la misma plaza, corazón del barrio), le Café Charbon, todo un clásico (109, rue Oberkampf), Megalo Bar (rue Lappe) o el Pop in, favorito de jóvenes estudiantes para tomar algo mientras se escucha lo último en pop – rock ( 150, rue Amelot).

Para tomar una copa tranquila, cenar algo y escuchar buena música (a veces con actuaciones en directo) en el barrio de Saint Germain tienes también una buena selección de locales muy diversos. El coqueto The frog and Princess (en la calle Princess), muy cerca de éste, el Birdland Café, con el jazz como protagonista, o Le Saint Germain (rue du Bac). También en el barrio de Marais encontrarás multitud pubs y cafeterías de lo mas chic (algunas con ambiente gay pero no excluyentes para heteros). Tienes por ejemplo La Perle (78, rue vielle du Temple) o la famosa discoteca Les Bains Douches.

Las mejores discotecas de París 

Además de ésta, si lo tuyo es bailar hasta que el cuerpo aguante, París te ofrece mil posibilidades. Entre las mejores discotecas parisinas no pueden faltar: La Machine (antes llamada La loco), una de las más grandes, con diferentes pistas de baile para todos los estilos (muy cerca del mítico Moulin Rouge); discoteca Le Queen, un clásico que se renueva cada temporada (102, Champs – Elysées), La Scala de París, enorme y abierta hasta el amanecer (188 bis, rue de Rivoli), Le Saint, con su decoración de paredes en piedra y ambientazo a tope de gente joven (7, rue Saint Séverin) o Discoteca Le Cab, en la misma plaza del Palais Royal, elegante, original y de decoración futurista, perfecta para solo tomar una copa, cenar o bailar sin parar.

Los míticos cabarets 

Los míticos cabarets no pueden quedar excluidos de la noche parisina (algunos son solo una atracción turística, pero si nunca has estado en uno, vale la pena vivir esta experiencia). Entre los más conocidos están: Crazy Horse, con su espectáculo cargado de sensualidad (12, avenue George V), el Lido (116, bis Champs Elysées), La belle Epoque (36 rue des Petits Champs) y por supuesto el Moulin Rouge, corazón del barrio de Pigalle con sus famosas bailarinas de can can (83, boulevard de Clichy). La entrada a estos espectáculos no es barata para que te sirva de referencia, la entrada al Moulin Rouge (espectáculo + champán) cuesta entre 89 y 99 euros.

Opina

*

13 − cuatro =