Qué ver en París – 10 visitas imprescindibles

qué ver en París

Si dispones de poco tiempo para visitar París y quieres ver lo imprescindible te proponemos las 10 cosas que no deberías dejar de hacer:

1. Torre Eiffel. Sin duda, el símbolo de París. No puedes dejar de admirar esta filigrana de hierro de 324 metros de altura desde el Champ de Mars y subir a alguno de sus miradores para contemplar una vista de París, simplemente, inolvidable.

2. Catedral de Notre Dame. Es una obra maestra del gótico, cuya imponente silueta destaca en medio de la Île de la Cité. Colosal en su exterior, la luz de su interior, obra de las magníficas vidrieras y rosetones, conseguirá sorprendente. No renuncies a subir a la terraza mirador que hay entre sus dos torres y, por supuesto, saluda a las gárgolas.

3. Campos Elíseos y Arco del Triunfo. La arteria más importante de la ciudad y una de las avenidas más bellas del mundo. Parte de la Place de la Concorde y llega hasta el espectacular Arco del Triunfo. Si tienes oportunidad, sube al mirador que hay en la parte alta del arco para sentir el esplendor de la Ciudad de la Luz.

4. Montmartre y la basílica del Sagrado Corazón. Indispensable un paseo por las empinadas calles del barrio de los artistas y pintores con la encantadora Place du Tertre como punto de partida. Sube hasta lo alto de la colina de Montmartre y visita la iglesia del Sagrado Corazón (Sacre Coeur) para conocer otro de los monumentos emblemáticos de París y disfrutar de magníficas vistas.

5. Museo del Louvre. Es uno de los grandes museos del mundo y si visitas París, es “obligatorio”. Por supuesto, verás una mínima parte de sus impresionantes colecciones (dependiendo de tu tiempo) pero es una oportunidad única para acercarte a algunas de las obras que han marcado la Historia del Arte.

6. Centro Pompidou. Mucho más que un museo de arte moderno, el centro George Pompidou, en pleno corazón de París, es un punto de encuentro de las corrientes vanguardistas indispensables para entender el arte del siglo XX. El edificio en sí mismo es una magnífica muestra de arquitectura moderna que no deja indiferente. Con sus tuberías de colores y su fachada de cristal, es un ejemplo de que París siempre sorprende.

7. Museo de Orsay. En lo que fuera la antigua estación del mismo nombre, se ubica este museo, uno de los más bonitos de París, imprescindible para todos aquellos amantes de la pintura impresionista.

8. Faubourg de Saint Honoré. El lujo y el glamour de París se concentra en esta espléndida avenida, una de las calles más caras del mundo. Un paseo por el barrio donde se encuentran las firmas de alta costura y las boutiques más exclusivas es apetecible aunque solo sea para soñar contemplando los escaparates.

9. Barrio Latino. Divertido, cosmopolita y siempre animado, de día o de noche, con una oferta gastronómica que incluye restaurantes de todo el mundo. Sus calles medievales son encantadoras y disfrutar del ambiente en una de sus terrazas, es una buena idea.

10. Un paseo por el Sena. Sube a uno de los típicos bateaux mouches para ver la ciudad del amor desde otra perspectiva y sentir todo su romanticismo.

Opina

*

8 + quince =